Los baños portátiles fueron creados en el año de 1940 para resolver las necesidades sanitarias del personal dentro de los astilleros de construcción naval durante la 2ª Guerra Mundial.

La necesidad de tener sanitarios que fueran fáciles de transportar y colocar, además de ser más higiénicos que las letrinas era tal que su producción incrementó de forma sorprendente, lo cual consiguió que, con el paso de los años, la tecnología también los beneficiara.

Los baños portátiles más completos que conocemos hoy en día gozan de papel higiénico, luz, lavamanos, jaboneras y hasta un líquido especial diseñado para capturar malos olores y evitar enfermedades.

En JD Toilet nos dedicamos a la renta de sanitarios portátiles por día, semana o mes, para todo tipo de eventos sociales, culturales, deportivos, construcciones y obras civiles ¡ponte en contacto con nosotros!